CASA MANU : Principal
facebook Twitter YouTube
INICIO QUIENES SOMOS ACTIVIDADES PROYECTO PUENTES VIH/SIDA DERECHOS COLABORE VOLUNTARIADO PRENSA FOTOS WEBMAIL

GRAVE FALTA DE PREVENCIÓN

Muchos chicos con SIDA se enfermaron
porque no fueron tratados a tiempo

Más de 1.800 niños y adolescentes están infectados con VIH en Capital Federal y el área Metropolitana y de ellos, el 80% se enfermó de SIDA porque el mal no fue diagnosticado ni tratado a tiempo, según un estudio presentado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El informe indica que en el 93% de los casos, los jóvenes se infectaron por transmisión vertical -a través de su madre- porque no se detectó el virus durante el embarazo y el parto, y desarrollaron la enfermedad porque la falta de diagnóstico impidió su tratamiento.

"No se puede tratar a quien no sabe que tiene el virus", afirmó una de las coordinadoras del estudio, María del Carmen Morasso, oficial del área de salud y desarrollo infantil de UNICEF en Argentina, y señaló que las proyecciones oficiales indican que en el país, hay 100.000 personas con VIH de las cuáles sólo el 60% sabe su diagnóstico.

Morasso advirtió que hay muchas embarazadas que le transmiten el virus a sus bebés porque no saben que son portadoras de VIH y en los servicios de salud, durante los controles perinatales, no se les ofrece el testeo.

"La población no es renuente al test: el problema es que falta información y un acceso universal garantizado, porque no todos los servicios de salud lo ofrecen", destacó la oficial de salud y dijo que "bien ofrecido, por un profesional de confianza, ninguna embarazada se niega a hacerse el test".

Según cifras del Programa Nacional de Lucha Contra el Sida, la tasa de transmisión vertical del VIH descendió en los últimos 10 ańos y actualmente, es de 1,4 cada 100.000 nacidos vivos.

No obstante, desde UNICEF advirtieron que hay entre 100 y 150 bebés por ańo que nacen portadores del virus, porque sus madres son positivas.

Los especialistas de la ONU sostienen que estas transmisiones son evitables porque si las mujeres son diagnosticadas durante el primer trimestre del embarazo y empiezan el tratamiento adecuado, sus hijos nacen sanos en el 98% de los casos.

Invitada a la presentación del estudio, que se realizó esta mañana en la sede de UNICEF en Argentina, Lucía Cargnel, del Programa Nacional de Lucha Contra el Sida, corroboró los datos del informe y señaló que en los servicios de salud, los mismos médicos y enfermeros "tienen miedo a tratar con una mujer con VIH/Sida".

"El Estado está reforzando los servicios de conserjerías, para acompañar a las familias con un diagnóstico positivo, y promueve capacitaciones para los médicos que no son infectólogos, pero trabajan con pacientes VIH desde otras especialidades como la pediatría o la ginecología", dijo la funcionaria.

El estudio, que relevó 1.807 casos de menores de 18 ańos e incluyó 20 entrevistas en profundidad, abordó además los problemas que surgen luego de la muerte de uno o los dos padres de los niños y adolescentes con VIH/Sida y destacó el derecho que tienen los menores de edad a conocer el propio diagnóstico.

Más de la mitad de los jóvenes portadores o enfermos de VIH/Sida es huérfano de madre, de padre, o de ambos progenitores, una situación que según advirtieron los técnicos de UNICEF, los vuelve blanco fácil para una internación en un instituto de menores.

Sobre este punto, Gimol Pinto, oficial de reforma legal y protección de UNICEF en Argentina y coordinadora del estudio junto a Morasso, dijo que de acuerdo a la Ley de Protección Integral de los Derechos del Niño, la derivación a institutos sólo debe aplicarse en casos extremos, y por el menor tiempo que proceda.

"Hay casos de orfandad en que la internación es necesaria, pero antes de tomar esa decisión se tiene que considerar a la familia extensa: a los abuelos, a los tíos y a las personas cercanas a los niños -precisó-, con quienes tengan un vínculo afectivo".

Las opciones alternativas a la internación en un instituto de menores -donde viven 113 de los jóvenes encuestados- constituyen una de las recomendaciones finales del informe de UNICEF, que aboga por "respaldar los esfuerzos de las familias para sostener a estos niños con políticas públicas y asignación de recursos, disminuyendo el riesgo de institucionalización".

Enlace a nota original de TELAM

MIEMBROS Y COLABORADORES
Donación Personal
de Pedro Porcel


Sitio de Argentina

Weiman 670 - Monte Grande (1842) - Buenos Aires - Argentina - Tel.: (054 -11) 4281-1116
Email: informes@casamanu.org.ar
Personería Jurídica: N° 1/111.040 | Entidad de Bien Público N°19748/02

Diseño Web
Norma Jara